Regreso emocional: Pingüinos rescatados regresan con alegría al océano.

Imágenes conmovedoras muestran cómo 12 pingüinos rescatados han sido devueltos al mar después de ser encontrados desnutridos y deshidratados.

Zenger News obtuvo una declaración de la Fundación Mundo Marino el 16 de junio, que indicaba que los 12 pingüinos de Magallanes (Spheniscus magellanicus) habían sido devueltos al mar juntos porque aumentaba sus posibilidades de supervivencia y de poder continuar su migración.

La liberación tuvo lugar en las playas de San Clemente del Tuyu, en la costa atlántica de Argentina, en la mañana del 15 de junio.

Mundo Marino opera en San Clemente, donde también dirige el acuario más grande de Argentina.

Las reconfortantes imágenes muestran a algunos de los pingüinos siendo rescatados antes de ser tratados por organizaciones de protección animal. Los pingüinos de Magallanes luego son vistos recibiendo chequeos médicos y recuperándose en las instalaciones de Mundo Marino, bajo la atenta mirada de los trabajadores de la fundación antes de ser llevados a una playa y liberados de una jaula en la arena.

Las aves marinas luego son vistas caminando con cautela hacia el océano, animadas por sus cuidadores humanos.

Una niña joven puede ser vista diciendo adiós mientras los pingüinos hacen su camino hacia el Océano Atlántico.

La Fundación Mundo Marino dijo: “Las aves marinas fueron rescatadas entre finales de febrero y la tercera semana de abril en diferentes lugares del Partido de la Costa y en las ciudades de Pinamar, Villa Gesell y Reta, un centro turístico en el Partido de Tres Arroyos.”

Sergio Rodríguez Heredia, biólogo y jefe del Centro de Rescate de la Fundación Mundo Marino, dijo: “Todos estos animales que pudimos reintegrar fueron rescatados con un tipo de condición que vemos con mucha frecuencia en esta especie y que se llama síndrome del pingüino varado: estos son animales que aparecen solos, delgados, deshidratados, con parásitos, anémicos e hipotérmicos.”

Añadió: “Como con otras especies marinas, estos animales absorben agua a través del pescado, así que si no encuentran comida, se deshidratan.

“Además, en algunos casos, se sumó un cambio anormal en su plumaje debido a un desequilibrio metabólico generalizado.”

Juan Pablo Loureiro, veterinario y director técnico de la Fundación Mundo Marino, dijo: “Primero, una vez que llegan al centro de rescate, se lleva a cabo una terapia de estabilización cuyo objetivo es mitigar los efectos negativos de la condición.

“Esto se logra a través de la hidratación con terapia de fluidos y la terapia térmica con calor.

“Una vez estabilizados, procedemos a tomar muestras de sangre y heces, y los ayudamos a recuperar peso con fórmulas de pescado líquido hasta que finalmente se les da pescado entero.”

La declaración de Mundo Marino también dijo: “Es importante tener en cuenta que esta especie tiene hábitos gregarios, por lo que es necesario formar un grupo con un número mínimo de individuos para que la reintegración sea exitosa y ese grupo retome su ruta migratoria.”

La fundación explicó que antes de que se les dé luz verde y se les devuelva a la naturaleza, “se toma una segunda muestra de sangre, se verifica la impermeabilidad de sus plumas, su condición corporal y sus actitudes comportamentales, además de registrar sus medidas morfométricas.”

Loureiro agregó: “Uno o dos días antes de la reintegración, colocamos un microchip subcutáneo en la zona dorsal.

“Gracias a un lector, este microchip tiene un código que está asociado con el número de registro médico que el animal tuvo durante su rehabilitación en nuestro centro.

“Si aparece en otra ubicación geográfica, con un lector, podráп determinar que este animal estuvo en un centro de rescate.” La declaración también explicó: “Su ciclo reproductivo tiene lugar entre septiembre y marzo. Después de esta etapa, cambian su plumaje y comienzan su viaje migratorio entre finales de marzo y principios de abril, que puede alcanzar la latitud de Río de Janeiro.

“Durante ese viaje anual de aproximadamente seis meses, pueden recorrer un total de 3.100 millas.

“En cuanto a su alimentación, su dieta consiste en peces como anchovetas, sardinas y merluza; moluscos, como calamares, y crustáceos, como camarones.

“El viaje migratorio está relacionado con el movimiento estacional llevado a cabo por la anchoveta, una de sus principales presas, que durante nuestro invierno, después de haber migrado desde nuestra Patagonia, desova en la costa de Brasil.”

Related Posts

Rescatando un águila calva

En un acto de crueldad sin precedentes, un majestuoso águila calva fue lanzada al mar desde lo alto de un mástil en un barco pesquero. El incidente,…

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *